Silent Hill 3 (2003)

La tercera entrega de la popular saga de terror fue un clímax que en posteriores años la saga nunca fue capaz de alcanzar ni de acercarse. En mi opinión es el mejor de la saga, puesto rebatido por la crítica general con los tres primeros juegos. En cualquier caso las entregas posteriores a Silent Hill 3 nunca alcanzaron las cotas de calidad sobresaliente en todos sus aspectos como hicieron los primeros.

Silent Hill 3 es una continuación “directa” del primer Silent Hill, aunque ocurre unos 18 años después que la aventura del primer juego. 18 años desde que el bebe recién nacido que Harry Mason recoge al final de su aventura se convierte en la magnética adolescente Heather Mason, la estrella del juego. Heather es la protagonista absoluta del juego, un personaje profundo con muchas capas, con una de las personalidades más trabajadas del mundo de los videojuegos. Desde los primeros compases de la aventura, solo con su perfilado rostro, su actitud no demasiado femenina ni demasiado masculina, su atrapante mirada y sus pocas, pero acertadas palabras, ya cautiva al jugador. Ella posee un carisma especial, con un equilibrio perfecto de seriedad y humor, de fortaleza y de sensibilidad, de empatía por los demás personajes. Digamos que tiene las cualidades perfectas para ser una chica simpática e interesante que cualquiera querría tener como amiga. Además es un personaje que llena la pantalla y por el que sentiremos gran cariño a lo largo de su aventura.

 

 

El juego es un Survival Horror puro con gran personalidad, con múltiples niveles con bastante variación y originalidad para lo que venía siendo la saga. En esta entrega el combate y la acción toman más protagonismo que en los dos anteriores juegos, por lo que disfrutaremos de mayor número de armas, de enemigos y de jefes finales. Así como de un sistema de combate más profundo y mejorado, con más movilidad, precisión y con capacidad de ejecutar combos con las armas cuerpo a cuerpo. Heather es rápida y versátil, y es bastante mejor en el combate tanto de armas de fuego como armas blancas que su padre y que el protagonista de Silent Hill 2, pero también es la que se enfrentará a los enemigos más fuertes y rápidos vistos en la saga hasta el momento.

El diseño de los variados escenarios y de los enemigos es de admirar. La saga llega a un nivel de calidad increíble en estos aspectos, con un mapeado intrincado por explorar que incluye un centro comercial, estaciones de metro, una iglesia o un parque temático entre otros. El nivel de detalle alcanzado en la recreación tanto de los modelados de los personajes como de la arquitectura de los escenarios es algo remarcable para la época. Era prácticamente el juego que mejores gráficos tenía en el año 2003 para Play Station 2, y aún años después sigue luciendo muy bonito. El nivel de detalle en la cara es lo que más destaca. Las emociones se retratan con un realismo absoluto en las impresionantes expresiones faciales de todos los personajes, lo cual solo hace dar más inmersión a una historia impactante que no dejará a nadie indiferente. Además la fluidez de las animaciones de los personajes y el control de Heather es toda una delicia a los mandos.
En mi opinión es el mejor argumento creado para la saga, el que mejor se desarrolla, con grandes giros de guión y con los personajes más trabajados e interesantes. En realidad creo que tiene una de las mejores historias en general del mundo de los videojuegos. Los secundarios como Vincent, Claudia y Douglas conforman un elenco perfecto, con identidades muy marcadas y que tendrán bastante desarrollo a lo largo de la historia poniéndole las cosas difíciles a Heather, aunque también ayudándola en ocasiones.

 

 

Es uno de los títulos con mayor énfasis en lo gore y macabro. Junto a Silent Hill 4 es el que más centrado en el terror está. Sigue persistiendo ese miedo psicológico, el misterio y la confusión de las anteriores entregas, pero ahora lo mezcla con mayor gusto por lo realmente desagradable y explícito. Tanto las situaciones, como los escenarios y el tipo de enemigos están sacados de la peor pesadilla, y Heather estará en una lucha constante por su supervivencia y por descubrir la verdad, incluso desvelando el misterio de su propio origen.
Además Heather será puesta a prueba no solo físicamente, sino emocionalmente, sufriendo dolorosos reveses con los cuales el jugador se implicará al máximo.

Todos los elementos característicos de la saga siguen apareciendo, y de la mejor de las formas: la niebla del pueblo, personajes maniáticos, transiciones al otro mundo y puzzles complicados e ingeniosos. Pero esta vez se llevan un paso más allá, mejorando con creces lo ya ofrecido por la saga. A destacar la gran presencia de los difíciles y enrevesados puzzles (los cuales pueden variarse su nivel de dificultad al empezar el juego), la variedad de equipo que podrá llevar Heather (como un chaleco con el que recibirá menos daño, pero será más lenta), el detalle puesto en los documentos encontrados (nunca olvidaré la terrorífica carta de amor poética de Stanley queriendo aplastar los ojos de Heather y comerse su lengua, que además funciona como pista para resolver un puzzle), la casa de terror del parque temático con más de una inquietante sorpresa al explorar su interior. Es un juego que no descuida ningún aspecto, fue mimado hasta el más exagerado detalle.

 

 

Algo que nunca olvidaré del juego es su hermosa banda sonora. Tiene temas más cañeros y rockeros, que sientan muy bien con el tipo de juego más macabro y con la historia de Heather, pero sigue habiendo grandes composiciones del increíble Akira Yamahoka, que dan una personalidad al juego sin precedentes.

En general es un juego bastante complicado, tanto por los enemigos, como por los puzzles y la exigente exploración. Además hay que jugar con cuidado porque hay trampas, incluso podremos caernos desde grandes alturas si caminamos o corremos sin precaución, algo que no ocurría en anteriores Silent Hill.

Un juego muy especial para mí, de las mejores aventuras que jamás he jugado y que recomiendo a cualquiera que disfrute con los Survival Horror o con las grandes historias. Durante unas 13 horas podréis disfrutar de una intensa y visceral aventura que te transportará a los lugares más oscuros de la mente, pero que también te sacará más de una sonrisa. Porque Heather es inigualable y uno de los mejores personajes  creados por la industria.  

9’5

silent-hill-3-wallpaper-heather-flashlight

 

Ojos puros, azules como perla
vitrea— Tú siempre me miras y
yo siempre te estoy mirando.

Ah, eres demasiado sumiso—
hermoso, conservas la belleza:
Por eso estoy tan triste, y sufro—
y tan feliz, que duele.

Quiero hacerte daño
y destruirme
Qué pensarías si supieses cómo
me he sentido.

¿Te limitarías a sonreír,
sin decir una palabra?
Incluso las maldiciones de tu boca
serían tan bellas como perlas.

Coloco mi mano izquierda en tu
rostro como si fuésemos a besarnos.
Entonces de repente meto el pulgar
en la cuenca de tu ojo.
Abruptamente, con decisión,
como perforando un agujero.

¿Qué sensación produciría?
¿Como gelatina?
Temblando de éxtasis, obscenamente
lo mezclo dando vueltas: debo
probar el calor de tu sangre.

¿Como gritarías?
Exclamarías “¡Duele! ¡Duele!”
mientras lágrimas de cinabrio rojo
corren por tu ojo aplastado?

No puedes saber el hambre
desesperante que sentí en medio
de nuestros besos, tantos que he
perdido la cuenta.

Como bebiendo de tu llanto.
cristalizan mis esperanzas:
mordiendo tu lengua, destrozándola,
mordiéndote los labios como si
probase tu lápiz de labios.

Oh, que cotas de euforia alcanzaría,
cumpliendo mis deseos como un
bellaco glotón y voraz.

También he anhelado tus mejillas
sonrosadas, lo bastante sabrosas
como para cautivar mi lengua.
Seguro que me curaría,
y lloraría como un niño.

¿Y cómo es tu tierna oreja?
Me roza la mejilla;
Quiero que suba hasta mis labios
para hundir mis dientes en su carne.

Tu oreja izquierda, siempre oyendo
palabras susurradas y dulces como
un pastel— Quiero que oigan mis
verdaderos sentimientos. Nunca
mentí, no, pero tenía mis secretos.

¿Ah, pero qué pensarías de mi?
¿Me odias? ¿Tienes miedo?
Como invitándote a la agonía del
final de la obra, si lo deseas,
podría destruirme— no me
importaría.

Si lo deseas, puedes destruirme
— no me importaría.

silenttttttt

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s